LifestyleTodos

4 DÍAS EN BULGARIA

By 01/04/2020 septiembre 28th, 2020 No Comments

¡Hola!

Antes que nada, deciros que nunca me había planteado ir a Bulgaria, pero me surgió la oportunidad y rápidamente dije que sí. Fue un viaje de cuatro días, del día 6 al 8 de marzo.

Antes de irnos nos informamos de los lugares de interés de Bulgaria y decidimos estar dos días en Sofía y los otros dos visitar Plovdiv, la Iglesia de Boyana y el Monasterio de Rila.

Comentaros que nos sorprendieron mucho los precios de los alojamientos, son realmente económicos, es por esto que finalmente nos decidimos a dejar para otra ocasión los «hostels» y alquilamos apartamentos en pleno centro de la ciudad.

Aquí os dejo la ruta que hicimos.

6 de marzo, día 1: Sofía.
Al llegar a Sofía cogimos el coche que ya habíamos alquilado (con https://toprentacar.es/), nos fuimos directos al apartamento para dejar nuestras cosas y allí apareció nuestro primer dilema; ¿Dónde aparcar? No sabíamos ni cómo ni donde pagar el parquímetro. Finalmente, una mujer nos ayudó y pudimos aparcar.
_________________________________________________________________________________________

Explico un poco como funciona porque es complicado. En Sofía si quieres aparcar en el centro o cerca tienes que pagar. Hay dos zonas, la Azul y la Verde.
Zona Azul: es la que está en el centro de la ciudad y opera los días laborables de 8:00 a 19:00 y los sábados de 8:00 a 14:00. El tiempo máximo es de 2 horas al día y su precio es de 1€ la hora.
Zona verde: es la que envuelve la zona azul y opera los días laborales con el mismo horario que la azul pero no está activa los sábados. El tiempo máximo es de 4 horas al día y su precio es de 0,5€ la hora.
Hay dos maneras de realizar el pago ya que no existen los parquímetros:

  1. Mandando un sms a un teléfono de tránsito indicando la matrícula del vehículo, en este caso se necesita un teléfono móvil con compañía Búlgara.
  2. Comprando unas tarjetas de aparcamiento a unos vigilantes de la zona (hay pocos) o bien en establecimientos como tiendas o hoteles.Nosotros utilizamos el segundo método y no tuvimos ningún problema.

_________________________________________________________________________________________

Una vez dejamos todas nuestras cosas al apartamento, nos fuimos a comer y pasear por las calles de Sofía. Ese día no seguimos ninguna ruta en particular, simplemente paseábamos, pero sin perdernos la Catedral de Sofía (Catedral Alexander Nevski), el Yacimiento Romano de Serdiaca y el Boulevard Vitosha, dónde cenamos.

Ese día estábamos muy cansados y por eso nos fuimos a dormir pronto.

 

7 de marzo, día 2: Iglesia de Boyana, Monasterio de Rila y Plovdiv.
Para empezar el día y tras unas compras de supervivencia, de nuevo recalcar lo económico que es el país, tanto en restauración como en compras básicas, nos fuimos a la Iglesia de Boyana que, en el año 1979 fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Visitamos la Iglesia y sus alrededores.

Deciros que durante todo el viaje utilizamos los carnets de estudiantes para tener descuentos en las entradas de museos e iglesias.

Después de desayunar, fuimos dirección al Monasterio de Rila. Un viaje largo donde pudimos ver una realidad muy diferente a la que había visto hasta el momento. Pasamos por carreteras secundarias atravesando pueblecitos humildes y muy diferentes.
Visitamos el Monasterio de Rila, el más importante de Bulgaria, es enorme y está en medio de la naturaleza. Cuando entré, me llamó mucho la atención el contraste que había entre la naturaleza y el Monasterio en si, un edificio repleto de pinturas y detalles. Al terminar la visita y tras una comida tradicional, nos fuimos dirección a Plovdiv.

Llegamos de noche así que callejeamos por el casco antiguo y el barrio de Kapana. Un barrio muy pintoresco y lleno de rincones bonitos.

 

8 de marzo, día 3: Plovdiv y Sofía.
Nuestro tercer día de viaje empezaba por las calles de Plovdiv. Volvimos a visitar el barrio de los artesanos y cada vez nos enamorábamos más de esta ciudad. Visitamos muchas iglesias y tiendas artesanales, el teatro y las ruinas romanas y llegó la hora de comer. Fuimos al centro y comimos en el Happy Bar & Grill.
Por la tarde, aunque el plan inicial era volver a Sofía al terminar de comer, hicimos un free tour por la ciudad de Plovdiv, ésta nos encantó. Ahora si, al terminar el free tour, nos fuimos hacia Sofía.

 

9 de marzo, día 4: Sofía
Cuarto y último día de viaje y llegó la lluvia. A pesar de esto, nos despertamos muy pronto para aprovechar el poco tiempo que nos quedaba de viaje. Visitamos el mercado y a las 11:00 hicimos un free tour que nos permitió apreciar mejor los contrastes de la ciudad. Pudimos ver iglesias románicas, monumentos comunistas, edificios modernos, mezquitas, fuentes termales con supuestas propiedades curativas… Algo curioso que descubrimos gracias al free tour, a parte de que procrastinar puede salvarte la vida, es la pequeña sala para pedir deseos que se esconde bajo la Iglesia Rusa.
El tiempo en Bulgaria se terminaba. Comimos en el centro de la ciudad y ya nos fuimos hacia el aeropuerto.

 

Nuestro viaje llegó a su fin.

 

Un abrazo enorme.