LifestyleTodos

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES Y EL CICLO MENSTRUAL

By 02/03/2020 septiembre 28th, 2020 No Comments

Ahora que ya sabemos las fases del ciclo menstrual y qué pasa en cada una de ellas, vamos a entrar en materia.

Como hemos visto en el post anterior, a lo largo del ciclo menstrual hay variaciones hormonales y, éstas, influyen en el metabolismo en general, en el estado de ánimo y en la apetencia por determinadas comidas (malditos antojos).

Cada mujer es un mundo y lo que experimenta durante su ciclo es único, pero es verdad que se repiten unos mismos patrones entre muchas mujeres.

Bien, empecemos:

Durante la fase FOLICULAR existe una mejor sensibilidad a la insulina debido al incremento de estrógenos. Esto significa que los carbohidratos son más fácilmente utilizados como sustrato energético por el músculo, es decir, los metabolizamos mejor.

La recomendación nutricional durante ésta fase seria la misma que en la siguiente; seguir una alimentación saludable, saciante y, sobretodo, consciente. Además, priorizar el consumo de materias primas de proximidad y de temporada. Pero es cierto que durante ésta fase, al tener una mejor sensibilidad a la insulina, es el mejor momento del ciclo menstrual para introducir alimentos más altos en hidratos de carbono, como podían ser el pan integral, el arroz integral, la patata, el boniato… y ya de paso, exigirnos un poquito más a la hora de realizar ejercicio físico.

Seguimos:

Durante la fase LÚTEA, tenemos disminuida la sensibilidad a la insulina, eso quiere decidir que metabolizamos peor los azúcares y los carbohidratos. Encima, nuestro apetito está aumentado, por lo tanto, hay más riesgo de ingestas compulsivas y sin control.

A lo largo de ésta fase, muchas mujeres sufren dolor mamario, distensión abdominal, flatulencias, acné o estreñimiento. Asimismo, muchas sufren el SÍNDROME PREMENSTRUAL (SPM), que se caracteriza por cambios en el estado de ánimo, ansiedad, nerviosismo, agresividad, baja autoestima, comportamientos impulsivos, fatiga, insomnio, malestar corporal, alteración en el apetito e ingestas compulsivas, etc.

Es por eso, que durante esta fase del ciclo es super importante controlar lo que comemos. Deberíamos guiar nuestra alimentación hacia una alimentación saludable, saciante y, sobretodo, consciente. Tendríamos que comer muchos muchos vegetales e incluir una buena fuente de proteína y grasa en todos nuestros platos, de ésta manera aumentaremos nuestra saciedad y evitaremos comer de más. Como hemos dicho, la sensibilidad a la insulina está disminuida, por eso trataremos de disminuir un poco la cantidad de carbohidratos, es decir, no abusar de los cereales.

 

Tenemos que ser muy conscientes de los cambios hormonales que sufrimos e intentar adaptar al máximo la alimentación y la práctica del ejercicio físico a nuestro ciclo menstrual y a nuestros sentimientos para mejorar al máximo nuestra calidad de vida.

 

Un abrazo enorme.